¿Cuánto tardaré en resolver el problema?

Todos queremos librarnos de lo que nos limita, pero no disponemos de mucho tiempo para dedicarlo a nosotros mismos. Por eso surge la pregunta de cuánto se tarda con EFT en conseguir resultados.

Imaginemos que el problema que queremos eliminar está dentro de una tienda de campaña, y que EFT libera un fuerte viento para que la arrastre y la haga desaparecer.

Pero la tienda está amarrada con piquetas.

EFT también las suelta para ayudar al viento a llevar a cabo su misión.

Cada tienda, con su problema correspondiente, estará sujeta por un número variable de piquetas. Algunas tendrán pocas y superficiales y otras estarán muy ancladas con firmes sujeciones.

¿Y hay que quitar “toooodas” las piquetas para soltar la tienda?

No, sólo el número suficiente de ellas para permitir que el viento haga su labor.

Podemos tener en la tienda de campaña un miedo a hablar en público, por ejemplo, y sus anclajes son: “seguro que se me olvida algo del discurso y hago el ridículo”, “cuando estoy nervioso sudo, se me va a notar, y eso me pone más nervioso”, “tengo que hacerlo bien, porque están reajustando los puestos de trabajo y me juego mucho”, …

La experiencia indica que frecuentemente, con limpiar sólo alguno de esos temas, los demás caerán solos.

 

Mercedes Bartolomé